ME QUEDO A CUADROS

ME QUEDO A CUADROS

Estas últimas semanas nos encontramos en la típica época del año en la que la nostalgia abunda de una forma desmesurada. ¿Por qué? Tiene nombre y se llama fin de verano. Aunque ya pasada la gota fría en gran parte de España, nos ha pillado un poco de sorpresa y hemos ido corriendo todas a sacar nuestras primeras chaquetas de entretiempo. Y, la verdad, aunque por una parte da pereza volver al mal tiempo (por lo menos a mí que me apasiona el sol y el verano), el hecho de volver a sacar la ropa, ver lo que se lleva y darle la bienvenida al entretiempo también apetece.

La primera prenda que sacamos del armario es la chaqueta, y tanto para nuestros looks más office como casuales, apostamos por una prenda que se ha vuelto indispensable en nuestro armario: la blazer.

Tanto para la oficina con un tacón, como para tu día a día con unas bambas, es una prenda por la que apostamos mucho. Porque es cómoda, fácil, y sienta bien. Un indispensable en nuestro armario, al que cada vez nos vamos acostumbrando más y le damos más protagonismo. Empecemos por una básica, para luego atrevernos con los estampados que nos vienen de tendencia. Y cómo no, hablar del blazer de cuadros, con sus tipos de estampado como pata de gallo, príncipe de gales, tartán, vichy, etc..  y que nos recuerda e inspira al movimiento colegial, pero que nada tiene que ver al cómo lo llevamos ahora.
Este estampado  siempre ha sido uno de los más favoritos entre todas las fashionistas:  Ya sea en abrigos, boinas, americanas, faldas, cazadoras, vestidos e incluso pantalones, cualquier pieza de ropa queda bien con este estampado.

–        Total look de cuadros. Un perfecto look office o más formal, al que puedes acompañar con una camiseta o top básico, y ya tienes tu perfecto look de oficina. Las dos prendas por separado funcionan genial para dar ese look con aire de tendencia casual.

Estilo casual. Podemos llevarnos la blazer para el estilo «casual Friday» . Con tus jeans y camiseta, zapatillas o mocasines, cualquier combinación que se te ocurra nos va a dar estilo, elegancia, pero también un aire casual.

Falda a cuadros. Nos encanta la combinación de falda con jersey neutro. Combina con tus zapatillas, perfectamente arreglada pero informal, no crees? Con una camisa le damos el aire más arreglado.

Mezcla de estampados. El famoso Mix and Match que a nosotras nos gusta tanto. ¿Porque no combinar un accesorio en un estampado y otra prenda con otro estampado? El cuadro además no es estridente, por lo que si buscamos la misma gama acertaremos en nuestra apuesta.

– 

Accesorios. De todo tipo tipo: bolsos, pulseras, boinas, gomas de pelo…ese toque que te hace diferente, sin llamar demasiado la atención, pero marcando tendencia.

A cuadros me quedo de tantas cosas bonitas…

SE ACERCAN LAS VACACIONES…

SE ACERCAN LAS VACACIONES…

Se acercan las vacaciones para la gran mayoría, (algunos estarán ahora y otros ya las habrán echo y ya vendrán reactivados y frescos), y la verdad es que con esta calor muchas ya a veces nos vamos “arrastrando” ¿verdad?. Es como hacer la cuenta atrás; el ya queda menos, me quedan tantos días, le damos una especie de plus y emoción añadida.

Pero, con tan poco tiempo, a veces hacemos la maleta sin pensar racionalmente en looks versátiles. También dependerá mucho de tu destino vacacional, pero podemos  inspirarte con nuestras propuestas.

 

Modo vacacional costa

Ese en el que no tenemos prisa. Te levantas tarde, disfrutas de un buen desayuno sin correr, y la preocupación máxima es pensar a qué playa voy, y dónde comer. Nos encanta esta propuesta. Es una desconexión máxima en todos los sentidos. Aparte de un buen libro, gorro y protector solar, no te puedes olvidar de:

–        Un bañador que nos pueda servir tanto para la playa, como darle la opción de body y acompañarlo de alguna falda para las tardes de paseo.

–        Un short, ya puede ser el típico tejano, o alguno más fresquito estampado, con que poder combinar un top lencero para arreglarse algo más por las tardes o si tienes alguna comida

–        Un vestido versátil. Con el que puedas llevar tus chanclas o tus alpargatas de tacón alto.

–        Una prenda de manguita para esas noches de verano al lado del mar. Buen ambiente, buena compañía y ese aire de mar… no se puede pedir más!

Modo visita ciudades.

Es normal que cuando tenemos más días libres queramos aprovecharlos y hacer viajes más largos y conocer ciudades, saber de ellas, coger excursiones, perdernos entre sus barrios y “convivir” un cierto tiempo allí. Depende del lugar, puede ser que nos encontremos en plena ola de calor y que se haga bastante duro el caminar por las calles, o puede que si optamos por sitios más de norte sea totalmente lo contrario y sea un viaje increíble.

–        Si es una u otra opción, lo que si es básico es un buen calzado, al que podemos acompañar con prendas fresquitas, como unos pantalones cómodos y ligeros. Con una camiseta para el día, pero que con ayuda de un top por la tarde nos permita ir a cenar a aquél sitio especial

–        Un vestido también es una opción para ser una turista. Ligeros, que nos permiten ir más sueltas, y acompañados de un buen gorro si hace calor o de una chaquetita si hace algo más de frío, son ideales

–        Una chaqueta versátil. Una chaquetita tipo tejana o una biker. Son básicas para que te hagan conjunto con el resto de las prendas, y te saquen de un apuro en más de una ocasión

–        También incluiríamos alguna prenda algo más especial, para aquella cena, aquel espectáculo o evento que estás esperando. Una falda con top, o vestido de cupro. Esa prenda que te va a hacer única.

Modo safari

Nos encanta la naturaleza, los animales, la aventura y las emociones fuertes. ¿Te sientes identificada? Entonces seguro que quieres hacer un viaje emocionante y todoterreno. Para ello, te recomentdamos:

–        Una blusa fluida y de verano. Ten en cuenta que queremos protegernos de la calor, y de los posibles arañazos o picaduras por si estás en plena naturaleza y tuvieras que atravesar campo. Acompáñalo de tus shorts o pantalones tipo safari. Perfecta y mimetizada

–        Un vestido con estampado para las noches de tertulia en el campamento o en el hotel.

–        Una falda cómoda para visitar los pueblos cercanos. Ponte tu camiseta y dale un toque también safari. Totalmente ideal!

–        Y no te olvides de tu gorra, gafas de sol, calzado cómodo, y por supuesto, repelente!

Pero sobretodo, no te olvides de desconectar, a veces hay que perderse… para volverse a encontrar.

Felices vacaciones!

Con amor

Los colores y tu

Los colores y tu

LOS COLORES Y TÚ

El significado de los colores

Llegó la primavera, y con él la explosión de colores, que empieza a inundar nuestro armario. Y eso vamos a tratar en este blog, de los colores.

¿Sabías que los colores son una de las mayores vías de comunicación no oral que hay?  Según el que llevemos, nos pueden ayudar a dar una imagen, a transmitir un estado de ánimo, la personalidad, una característica, etc..

Incluso nos podemos llegar a sentir diferentes según el color que transmitamos. El color que llevamos lanza un mensaje de nuestro estado de ánimo o personalidad.

¿Queréis saber qué efectos produce el llevar según qué colores?

Seriedad y seguridad, estabilidad: Opta por la gama de los colores fríos, y de ellos los grises y azules oscuros.

Serenidad y cercanía: escoge colores cálidos, optando más por los marrones y beige. Da una imagen de estabilidad.

Alegría y optimismo: Elige tonos amarillos y naranjas. Un color positivo, que se asocia a los rayos del sol, a la felicidad.

Dulzura, delicadeza: los tonos rosados denotan también feminidad.

Visibilidad y poder: el rojo, es el color con el que llamarás la atención. Alegre, enérgico, festivo, pasión… ¡Ojo! También puede llegar a transmitir agresividad, así que hay que buscar el momento oportuno y la combinación adecuada para llevarlo. Es un color que se suele recordar.

Naturalidad y frescura: opta por la gama de los verdes. Se asocia al verde del campo, del bosque, naturaleza, un color refrescante.

Calma, relajación, confianza: el color azul. Color del cielo, del mar, también nos transmite seguridad.

También debemos tener en cuenta qué intensidad queremos transmitir. Esto nos lo dará la saturación del color. Si es más claro, transmitiremos una intensidad más ligera, si el color es más oscuro, más fuerza y más sobriedad.

El mejor color, con el que tú te sientas bien. Ahora decides tú qué quieres comunicar.

Lunares, ¡sí por favor!

Lunares, ¡sí por favor!

LUNARES, ¡SÍ POR FAVOR!

Lunares, topos, puntos, Polka dots, todo para llegar a la conclusión que son esos círculos de color que se dibujan impregnando una prenda con base en otro color, generalmente contrastante. Es un estampado característico de los años 60, y que llegaron para quedarse, avivado a lo largo de varias décadas. ¿Quién no recuerda el vestido marrón con topos blancos de Julia Roberts en la película Pretty woman?. Pues prepárate, porque esta primavera – verano volvemos a tenerlos aquí, y se van a quedar unos cuantos meses con nosotros, invadiendo todo tipo de prendas: blusas, faldas, jerséis, tops, en trajes de baño, hasta complementos como bolsos, pañuelos y medias. ¿Tienes curiosidad por saber más sobre cómo llevar este estampado?

¿Qué nos aporta este tipo de estampado?

Cuando llevamos una prenda de lunares, y debido a sus figuras circulares, nos aporta volumen en la zona en la que esté, que no redondez ni anchura, por lo que es perfecta para llevar en aquellas zonas donde quieras darle protagonismo.

Y el tamaño de los lunares, ¿importa?

¡Pues sí! Cuanto más grandes sean los lunares, más volumen aportará. Por lo que, si tienes una talla pequeña, y quieres dar más feminidad a tu silueta, apuesta por los topos grandes. Si por el contrario, tienes una talla más ancha, opta por los más pequeños y discretos, y en colores poco contrastantes.

¿Qué colores llevar?

Evidentemente, el básico-clásico es la prenda negra de lunares blanco, o blanca de lunares negra. Si lo que buscas es darle originalidad, un estilo casual y más desenfadado, también puedes optar por colores más llamativos como el rojo o rosa, contrastando con los lunares en blanco o negro.

¿Se pueden mezclar los lunares con otros estampados?

Efectivamente, sí se pueden combinar, e incluso con más lunares. Eso sí, debes tener en cuenta las dos prendas que quieras combinar compartan al menos un color. También puedes optar por lunares del mismo tono, pero de diferentes tañamos. Otros estampados que también funcionan con las rayas o los cuadros. Eso sí, si no quieres arriesgar y dejar el protagonismo del look al estampado, combínala con una prenda en tono liso.

¿En qué tipo de prendas las puedo llevar?

En una camiseta, te aportará jovialidad y frescura, si lo combinas con unos jeans. En cambio, en un vestido de un color neutro o marino, te dará un toque glamouroso. Si lo llevas en una blusa, contrástalo llevando uno de los tonos en tus pantalones.

Este año también está la tendencia polka folck, que significa mezclar el estampado de lunares al estilo cowboy, por ejemplo añadiendo a tu falda de lunares una camisa vaquera o a cuadros, acabando el look con unas botas o botines. ¡Sólo apto para las más arriesgadas! Puede que viendo este estampado nos recuerde a los trajes de flamenca, más aún si le añadimos colores como el rojo o el verde, pero es un estampado divertido, original y muy de tendencia. ¿Te vas a resistir a llevarlo? ¡Incorpóralo en tu armario!