Parece que en el mundo de la moda, el estilo francés es el más conocido y alabado, casi el más seguido, elegante y chic. Pero poco a poco hay un estilo que se va reconociendo más y no sólo dentro del mundo de la moda, sino en la arquitectura y decoración. Este es el estilo escandinavo. Nórdicas, suecas, danesas, todas ellas tienen un estilo propio que es referencia y tendencia. Tienen unas claves de estilo que suelen llevar, y que nosotras te vamos a descubrir para que las puedas incorporar en alguno de tus estilismos. Sabemos que te van a encantar, y lo mejor de todo, que es fácil de incorporar en tu armario, en tu día a día.

Y te preguntarás, ¿cómo llevar el estilo escandinavo?, ¿cómo lo puedo llevar en mi día a día?. Pues bien, lee atentamente los tips que te damos para poder

  • Sus principios. El estilo escandinavo tiene por principio seguir unos cánones: estilo minimal, elegancia silenciosa, sexy, sutil, delicada y cómoda.
  • Sus básicos: trabajan muy bien el fondo de armario. En todo armario escandinavo no pueden faltar estas 4 prendas básicas: jeans que sienten bien y realcen la figura, camisa blanca con una buena caída, un blazer unas bambas blancas.
  • Comodidad, ante todo: Como hemos dicho antes, unas buenas bambas blancas son su calzado fetiche. Priorizan la comodidad ante cualquier look. Son unas expertas en combinar pantalones de pinzas, vestidos y faldas midi o largas con bambas.

  • Gama de colores: son habituales en utilizar los siguientes colores: gris, blanco, negro, azul y tonos tierra. Esa es su paleta de colores básica. Apuestan por dar los toques de color en los complementos, accesorios de pelo, cinturón, bolso, calzado, o bien combinar distintas variaciones del mismo color en el mismo look.

  • Expertos en el layering: Debido a las bajas temperaturas del país, las nórdicas son unas expertas en cubrir su cuerpo mediante todas las capas de ropa que puedan para mantenerse calentitas. Pero no por ello, la superposición de prendas supone aportar volumen innecesario. Es por ello que combinan por ejemplo una blazer encima de un jersey de punto de cuello alto, o bien añaden un jersey a un vestido fino.

  • Un punto andrógino sin ser demasiado masculino. Son expertas en crear looks de contrastes: lo mismo llevan unos pantalones tipo masculinos junto con unos stilettos, o una camisa masculina junto con una falda .

  • El poder en los detalles: dan un giro en su look añadiendo un pañuelo al cuello a una camisa blanca, o reciclando sus sandalias de verano añadiendo unos calcetines (esta tendencia aún aquí no la tenemos tan interiorizada..). Confían en sus accesorios, son sus complementos más especiales y atrevidos. Combinan los bolsos de fiesta para su día a día, y los cinturones los añaden en prendas exteriores.

  • Menos es más. Prefieren calidad a cantidad. Es mejor apostar por una prenda que sea buena, y confiar en ella para infinidad de looks y que te dure muchas temporadas. Una buena inversión en prendas de fondo de armario.

A nosotras es un estilo que nos encanta, nos parece muy estiloso, y muy fácil de llevar. ¿Qué te parece a ti? ¿Te animas a llevarlo? La verdad es que muchas de vosotras ya nos habéis confiado que os gustaría vestir con este estilo. ¿Quieres que en tu próxima caja te enviemos un look escandinavo? ¡Pídenoslo!

Con cariño