Es un momento único y diferente y esperamos que sea irrepetible el que estamos viviendo. Con mucha suerte confinados en casa y teletrabajando, y porqué no , disfrutando de los momentos en casa. Momentos para aprender, para practicar lo que te gusta, disfrutar de tu hogar, de tu pareja o hijos, y porqué no, aburrirse. Porque el aburrimiento despierta nuestra creatividad y en cierto modo hace que nos conozcamos más profundamente. Hay gente que no tiene tanta suerte y están inmersos en avatares mucho más intensos y arriesgados.

Nuestras emociones van variando según el día; hay días que nos levantamos más enérgicos, otros días nos cuesta más arrancar, en definitiva, nuestros sentimientos y emociones parecen bailar cada día. Aunque estemos en casa y no podamos salir, nos afecta también la luz solar. Que amanezca un día soleado ya nos ayuda a despertar diferente ¿verdad? Simplemente la luminosidad nos irradia de positivismo. Y es que los colores afectan a nuestro estado de ánimo es un hecho. Es un potente medio de comunicación visual, capaz de transmitir emociones, estado de ánimo y sensaciones. No es casualidad que los uniformes médicos sean en su mayoría azules o verdes; dos colores que aumentan la felicidad, tranquilidad y positivismo. Quizá en períodos como el que estamos viviendo, nos sirve coger lo primero que tenemos por casa, o el chándal, o las mallas viejas (evidentemente salir del pijama es el paso número 1 que ya hablamos en este post ). Así que para salir de una actitud pasiva, o pensamientos negativos, podemos utilizar la cromoterapia, basada en los diferentes colores y que permite levantar el ánimo y por consiguiente hace que aumente nuestra felicidad

  • AMARILLO. Es uno de los colores que nos aporta más luz, más alegría y energía. Seguro que al utilizar este color te vas a sentir optimista y alegre. Si tienes un mal día, usa amarillo, porque te dará energía casi de forma instantánea
  • NARANJA. El naranja es un color que te ayudará a ser feliz, es un color que indica creatividad y energía, sobre todo cuando atraviesas problemas de depresión o de ánimo inestable. Su función primordial es similar a la del rojo, pero no es tan intenso.
  • ROJO. Un color asociado a la pasión y al amor, por lo que si lo utilizas aumentará tu entusiasmo. Puedes utilizarlo en una prenda, como estampado o a ratos. Quizá abusar de este color en estos momentos puede llegar a ser demasiado intenso
  • VERDE. Un color que transmite calma, serenidad, y relajación. El verde claro, se asocia con la naturaleza y la frescura, la calma. Alegra la vista sin cansarla, de ahí su efecto equilibrado y tranquilizante. Es un color inspirador.
  • AZUL. Color del mar, sinónimo de tranquilidad y relax, aporta una sensación de protección y sobretodo transmite confianza, produce sentimientos de calma y espiritualidad, así como también relajación y seguridad.
  • PÚRPURA O ROSA. Colores asociados a la creatividad y a la riqueza. Se emplea para calmar o aliviar los nervios. Por lo general, se utiliza en todas las tonalidades tanto claras como oscuras, sobre todo si deseas demostrar romance y misterio.

Estamos en primavera, época genial para empezar a utilizar este tipo de colores que tan bien nos van a venir …. Vestirse en casa, vestirse bien y con colorido, seguro que nos ayuda a subir el ánimo, ser más positivos y estar más enérgicos.

Una persona al vestir es capaz de reflejar sus emociones con el color que vista, por ejemplo si te levantas con el estado de ánimo caído normalmente seleccionas ropa con colores negativos y apagados, mientras que si ocurre todo lo contrario los colores que te llamarán más la atención serán los vivos y alegres. Hagamos una prueba. Vístete estos días de otros colores, sal a tu ventana con ese positivismo, a aplaudir más fuerte si cabe. Salgamos con azul, con verde, con amarillo… salgamos con más energía y positividad.